Riesgo biológico

Por riesgo biológico se entiende la exposición a agentes vivos capaces de originar cualquier tipo de infección, aunque también pueden provocar alergia o toxicidad.
Aunque, en general, el riesgo biológico suele tener menor entidad que otros riesgos laborales (químicos, físicos, psocosociales o ergonómicos), afecta de forma muy especial a colectivos como agricultores y ganaderos o personal sanitario y de laboratorios. El crecimiento del sector terciario y, más concretamente, los servicios de atención al público (educación, servicios sociales, Administración pública) multiplican los contactos interpersonales y aumentan el riesgo de transmisión de enfermedades.
Los trabajadores de compañías aéreas y del comercio internacional están expuestos a contraer enfermedades tropicales como el paludismo. El hacinamiento y la falta de higiene y limpieza adecuada en locales de trabajo favorecen, también, la aparición de enfermedades infecciosas. Es conocido, en fin, el riesgo de tétanos en todos aquellos trabajos que entrañan la posibilidad de contaminación de heridas.
external image 81220094853riesgso_sanitarios.jpg

Trabajadores con riesgos especiales

  • Transmisión de persona a persona: personal sanitario, personal de seguridad, protección civil, enseñantes, geriátricos, centros de acogida, penitenciarios, servicios personales, etc.
  • Transmisión de animal a persona (zoonosis): veterinarios, ganaderos, industrias lácteas, mataderos, etc.
  • Transmisión a través de objetos o material contaminado: personal de limpieza, saneamiento público, agricultores, cocineros, mineros, industrias de lana, pieles y cuero, etc.

Agentes laborales y enfermedades infecciosas asociadas:
Actividad
Enfermedad
Transmisión
Laborratorio
Hepatitis, SIDA,
Zoonosis
Cultivos gérmenes clínicos
Animales experimentalesMaterial biológico
Personal sanitario
Hepatitis, SIDA,
Herpes, Tuberculosis, Otras infecciones
EnfermosLíquidos biológicos
Material/instrumental
contaminado
Personal de atención a grupos de riesgo
HepatitisSIDA
Tuberculosis
PinchazosContacto con sangre
Contacto con enfermos
Agricultura y ganadería
ZoonosisTétanos
Parasitosis
AnimalesSuelo, agua, herramientas
Mosquitos
Industrias lácteas
BrucelosisTuberculosis bovina
Animales
Leche
Industrias cárnicas
Zoonosis
Animales
Industrias de lana
Carbunco (Ántrax)Fiebre Q
Lanas animales
Industria del curtido
Carbunco (Ántrax)Fiebre Q
Pieles animales
Producción de abono orgánico
ZoonosisTétanos
Parasitosis
EstiércolHarina de huesos
Saneamiento públlico
LeptospirosisTétanos
Hepatitis
Aguas residualesFangos
Limpieza urbana
LeptospirosisErisipela
Fiebre tifoidea
Hepatitis
Basuras, ratasAgua o tierra
contaminadas
Recogida de jeringuillas
Trabajos en minas, zanjas, alcantarillas
AnquilostomiasisLeptospirosis
Tétanos
Tierra contaminada
Herramientas
contaminadas
Veterinarios, cuidado de animales
Zoonosis (brucelosis)
Animales


Medidas preventivas generales

Las medidas de prevención y control deben adecuarse en cada caso al tipo de germen, a la fuente de infección y al modo de transmisión de la enfermedad de que se trate. No obstante, se pueden formular algunas recomendaciones generales para todos los trabajos con riesgo de transmisión de enfermedades.
  • Evitar la proliferación de gérmenes
    • Control veterinario de los animales.
    • Control sanitario de pieles, lanas, pelos, etc.
    • Desinsectación y desratización.
    • Desinfección y esterilización de productos contaminados.
    • Diseño de locales de trabajo evitando lugares susceptibles de acumulación de suciedad.
    • Limpieza y desinfección de locales de trabajo, lavabos, duchas y servicios higiénicos.
  • Evitar la exposición
    • Reducción del número de trabajadores expuestos.
    • Técnicas y métodos de trabajo que impidan el contacto directo con material contaminado.
    • Utilización de material desechable.
    • Ventilación forzada o aspiración para eliminar polvo.
    • Planes y pautas de actuación ante emergencias.
    • Transporte y almacenamiento en condiciones de seguridad.
    • Señalización adecuada y restricción de acceso.
  • Protección individual
    • Formación e información de los trabajadores.
    • Limpieza y desinfección de ropas y utensilio.
    • Higiene personal.
    • Uso de jabones antisépticos, especialmente en heridas.
    • Equipos de protección personal: ropa, guantes, mascarillas.
    • Vacunación cuando sea efectiva y aplicable.
    • Prohibición de comer, beber, fumar o aplicarse cosméticos en lugares de riesgo.

Véase también: